fbpx

Elegir que opositar siempre es una tarea un tanto farragosa. Por eso, te vamos a contar en este post en que consiste una de las oposiciones más demanda y proyección de los últimos años. Hablamos del cuerpo de Administrativos del Estado, que requiere de trabajadores versados en ofimática para el desempeño de sus funciones. 

Esta categoría de funcionarios se necesita a nivel estatal y autonómico, por lo que vamos a desglosar lo que debes saber antes de enfrentarte a esta oposición: 

Funciones del administrativo

El cuerpo de administrativos del estado opera en departamentos y organismos que son competencia de los distintos gobiernos. Las funciones de las que se encarga son las siguientes: 

    Analizar la información que llega en el día a día. 

    Concertar citas con empresas, instituciones y ciudadanos. 

    Proceder a la formación del personal público.

    Realizar un análisis detallado y una correcta planificación de tareas.

    Toma de decisiones, planificación y organización general.

    Entrevistas concretas y negociaciones. 

    Estructuración y establecimiento de presupuestos fijos. 

    Resolución de problemas e incidencias eventuales. 

Aparte de las tareas mencionadas en la lista, que son las propias de la administración, también se encargan de la tramitación y ordenación de procedimientos, además de participar en el desarrollo de políticas sociales, económicas y medioambientales. Este tipo de responsabilidades se desempeñan tanto en sedes centrales como en delegaciones autonómicas. 

Si te convence el proyecto de convertirte en Administrativo del Estado, en Atem Formación te damos toda la formación y asesoramiento que necesitas, acompañándote en tu viaje hasta la obtención de la plaza.

¿Cuántos temas hay que estudiar?

Ahora que sabes en que consiste el trabajo de administrativo del estado, es necesario que conozcas cuantos temas vas a tener que estudiar para acceder a la plaza. Se trata de 38 unidades que se dividen en diferentes categorías. Es una oposición que lleva su tiempo, pero no es de las más complejas en líneas generales, aunque suele tener mayor competencia. 

Sus 38 temas quedan así estructurados: 

    10 temas de Organización del Estado y de la Administración Pública.

    4 temas de Organización de Oficinas Públicas.

    7 temas de Derecho Administrativo General.

    10 temas de Gestión de Personal.

    7 temas de Gestión Financiera.

auxiliar administrativo del estado

¿Qué requisitos se exigen?

No todo el mundo puede acceder a estas oposiciones, por lo que hay que tener claro que requisitos mínimos se establecen por ley:

  1. Disponer de nacionalidad española vigente o ser una de las personas recogidas en la Orden APU/3416/2007, de 14 de noviembre.
  1. Límites académicos. Al tratarse de una oposición con nivel C1, es obligatorio disponer del título de Bachiller, así como otros de superior cualificación, como podría ser la Formación Profesional de Grado Superior o Grados y Postgrados Universitarios. Todas estas titulaciones han de estar concluidas en el momento de inscripción como candidato.

Al margen de los mencionados, hay otros requisitos a tener en cuenta:

  1. Tener cumplidos dieciséis años y no estar por encima de la edad de jubilación estipulada por ley. 
  1. No haber sido sancionado previamente, teniendo prohibido el desempeño de cualquier servicio en las Administraciones Públicas, Organismos Constitucionales y cualquier otro Cuerpo o Escala de funcionarios. 
  1. Se debe disponer de una capacidad funcional plena para la ejecución de las tareas. 

¿Qué pruebas hay que superar?

La oposición para Administrativo del Estado consta de dos partes diferenciadas:

  1. Esta primera parte consta de dos pruebas obligatorias y eliminatorias, que se realizan de manera conjunta: 
  1. Un cuestionario con 60 preguntas sobre las materias del temario que se ha especificado anteriormente. Pueden aparecer 5 cuestiones adicionales, que se utilizan en los casos en los que se anula alguna del bloque principal. 
  1. Un examen práctico que parte de dos supuestos concretos relacionados con las materias de los bloques II, III, IV y V del temario. Cada supuesto práctico se estructura en 20 preguntas concretas, y al igual que en el caso anterior, pueden aparecer 5 complementarias. 

El tiempo máximo para ejecutar esta primera parte es de 90 minutos. 

  1. Prueba de ofimática. La prueba de ofimática es fundamental en este tipo de oposición, ya que es la base de las tareas que se desarrollarán durante la vida laboral. El candidato tendrá superar este ejercicio para aparecer en la lista final de aprobados. 
  • Consiste en un examen eminentemente práctico, que se ejecuta en una sola sesión utilizando Microsoft Office 2010 Professional Plus actualizado al Service Pack 2 (SP2). Aquí se valoran principalmente las habilidades en el manejo de hojas de cálculo y procesamiento de texto, ambas disciplinas con un 50% de peso en la calificación total. 

El tiempo máximo para ejecutar esta segunda y última parte es de 30 minutos. 

Oposiciones Administrativo Estado

Diferencias entre Auxiliar y Administrativo del Estado

También es necesario que conozcas las diferencias fundamentales entre el cuerpo de auxiliares y de administrativos del estado.  Ambos pueden dar lugar a confusión, por eso es necesario que tengas bien claro los matices que diferencian ambos perfiles, para que tomes una decisión con toda la información sobre la mesa.

  • En primer lugar, las oposiciones para el cuerpo de auxiliares cuentan con un temario mucho más pequeño, pasando a tener 11 unidades menos y quedando estructurado de esta forma: 
  1. Organización Pública (15 temas)
  2. Actividad Administrativa y Ofimática (12 temas)

Además de la extensión, que hace que la prueba a auxiliar administrativo sea más viable, hay que tener en cuenta las vías de acceso a la oposición. Ya mencionamos que Administrativo necesita de un nivel mínimo C1 (Bachillerato o Técnico), mientras que Auxiliar Administrativo es un peldaño anterior, solicitando tan solo el C2 (título de graduado en la ESO).

Todo esto determina de forma clara la dificultad de la oposición, pero también el rango salarial al que se puede acceder. Auxiliar es claramente más fácil, aunque también se cobrará menos una vez se obtenga la plaza. 

Por último, y como se dijo anteriormente, el hecho de que una oposición sea más llevadera en términos de dificultad y extensión del temario, también hace que la competencia aumente, por lo que deberás considerar siempre esta variable. En ocasiones convendrá que estudies algo más complicado, pero con menos competencia y económicamente más favorable.  

Leave a Reply