En los últimos años ha aumentado significativamente el número de aspirantes a conseguir una plaza en el sector público.  Debido a la inestabilidad laboral, hacer una oposición es una atractiva alternativa para perfiles profesionales de toda clase, que pretenden asentar sus carreras en un entorno seguro y con perspectivas de futuro. 

Pero, ¿qué es exactamente una oposición? ¿conoces sus plazos y exigencias? En este post te vamos a contar lo que tienes que saber antes de ponerte manos a la obra, ya que una correcta estrategia es fundamental: 

El concepto de oposición 

Si nos ceñimos a la definición que podemos encontrar en el diccionario, una oposición es: “un conjunto de pruebas selectivas en las que los aspirantes a un puesto de trabajo, normalmente en la Administración Pública, demuestran sus competencias, que son juzgadas por un tribunal”.  Es decir, es un examen en el que se aspira a ser el número uno para conseguir un puesto de por vida. 

Por lo tanto, los dos pilares de una oposición son los siguientes: 

  1. Las oposiciones garantizan que solo entran en el servicio público aquellos que tienen la mejor capacitación para desempeñar sus funciones.
  1. El proceso de selección está basado en los conceptos de capacidad, merito e igualdad, con indiferencia de edad o sexo. 

Tipos de pruebas en una oposición

Existe una amplia variedad de oposiciones que se pueden realizar, cada una de ellas vinculadas a una rama concreta y con un número limitado de plazas. Dentro de las mismas tenemos distintos temarios, estructuras y modalidades de examen, cada uno con su propio sistema de calificación. 

Las pruebas más habituales son estas:

  1. Exámenes escritos (de desarrollo, test o preguntas cortas, destinados a la evaluación de conocimientos teóricos)
  2. Exámenes orales (que suelen aplicarse a rangos elevados y de mayor exigencia académica)
  3. Pruebas de idiomas (aquí entran las lenguas extranjeras y las cooficiales, que son obligatorias según la Comunidad Autónoma en la que se pretenda ejercer)
  4. Pruebas prácticas (como son los casos por escrito, mecanografía, informática, ofimática y destrezas varias que deben demostrarse)
  5. Pruebas psicotécnicas (encargadas de dar el visto bueno a aptitudes de carácter psicológico, a base de test numéricos, verbales, espaciales, de memoria, etc. Habitualmente tienen lugar para conformar los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado). 
  6. Pruebas físicas (cuyo objeto es determinar si los candidatos disponen de las capacidades corporales que el puesto a cubrir demanda, especialmente en policía nacional y bomberos) 
  7. Exámenes médicos (plantean para corroborar la salud física y mental exigidas en el desempeño de tareas concretas. Ante esto pueden darse casos de exclusión si no se cumplen los baremos).

Con todo esto nos queda claro que una oposición es, en esencia, una prueba de carácter eliminatorio que pretende garantizar la excelencia. No obstante, hay que tener en cuenta una diferencia de matiz: el que encontramos entre oposición y concurso, y la posibilidad del concurso-oposición. 

Qué es el Concurso

El concurso es un sistema alternativo cuya meta es la misma que persiguen las oposiciones: seleccionar trabajadores para la esfera pública. Sin embargo, en este caso disponemos de una serie de méritos que suponen una puntuación extra para aquellos que disfruten de los mismos. En esta situación, el opositor tiene que aportar la documentación que acredite los logros mencionados, los cuales le ayudarán a incrementar sus posibilidades de obtener el puesto. El tribunal se encarga de sumar los puntos de aquellos que se presentan y, ordenando los resultados de mayor a menor, otorgará la plaza a las cifras más altas (en base a las vacantes que se disponen).  

Qué es el Concurso-oposición

El concurso-oposición es, como habrás intuido, un sistema mixto que está bastante extendido. En esta modalidad hay que superar todas las pruebas de una oposición común, pero con el plus de puntos extra por méritos obtenidos. Esto hace que, en muchos casos, no sea necesario sacar la mejor calificación en el examen. 

Las bases de las convocatorias

El BOE autonómico, provincial o estatal, es el organismo responsable de convocar las plazas cada cierto tiempo. En esta publicación se expone toda la información que el opositor necesita para empezar a estudiar: número de plazas, puesto y rango a cubrir, organismo público para el que se va a desempeñar la función, ámbito de aplicación y plazo disponible para inscribirse en el proceso selectivo. También se aclara en que boletín se publican las bases específicas, aunque en el caso de las oposiciones a nivel nacional se encuentran anexas a la propia convocatoria. 

Estas bases son un conjunto de instrucciones o normas para que el candidato realice el proceso de forma adecuada, adaptándose en todo momento a los requisitos exigibles. Por lo tanto, en el BOE dispondremos de toda la información de interés: 

  •  Bases de las oposiciones.
  •  Requisitos necesarios.
  •  Forma en que debe presentarse la instancia y abonar las tasas de examen.
  •  Pruebas concretas, como test de psicotécnico, mecanografía o informática. 
  •  Temas teóricos orientativos.
  •  Tablones donde se publican los anuncios relativos a las convocatorias, así como listas de     admitidos y excluidos.
  •  Fechas oficiales de los exámenes.

Puntos por méritos 

Por último, y haciendo mención a la puntuación por méritos que explicamos anteriormente, estos son los baremos más comunes que suelen utilizarse:

  • Tener una titulación superior a la exigida.
  • Haber trabajado antes para la Administración.
  • Haber realizado algún curso especializado.
  • Conocer algún o algunos idiomas.
  • Cursos de formación o impartidos con anterioridad.
  • Participación en grupos de trabajo, seminarios y planes educativos.
  • Méritos artísticos o deportivos.

Como puedes ver, se trata de una tarea compleja que necesitará de toda tu pericia, constancia y capacidad de concentración. A veces se te hará cuesta arriba, pero es un viaje que ha llevado a muchos a obtener su trabajo ideal. En Atem Formación te daremos asesoramiento y formación específica para ayudarte a preparar tu plaza, haciendo que el camino sea más llevadero. No olvides que se trata de una carrera de fondo, ¡pero el que aguanta lo consigue!

Leave a Reply